Musafir, el sueño de llegar a Mozambique (parte 3)

Esta entrada es una continuación de la historia del Musafir, el barco construido por voluntarios que sueña con recorrer el mundo, si quieres ver la historia completa haz click para leer la primera y segunda parte. 

 

Cerca de 100 personas se encuentran sentadas enfrente mío observando con atención la pantalla de cine improvisada, la decoración de velas y luces ambientan el escenario,  dos poderosos parlantes  y la venta de bebidas y comidas se encargan de completar la experiencia. La mitad de los asistentes observan los documentales y la otra mitad charla alegremente o compra bebidas y comidas.  Después de semanas de preparación la idea de nuestros dos voluntarios rusos se ha materializado, el festival de cine independiente de el Musafir es una realidad.

 

DSCF9003Parte de los asistentes

 

Mas de 20 películas cortas durante dos días seguidos, cinco horas cada día con la asistencia de locales y expatriados… durante 3 días estuvimos planeando paso a paso la decoración, precios, ubicación de los puestos de comida, menú, etc etc, todos los aspectos involucrados para lograr un festival exitoso.

 

DSCF4126

Listos para empezar

 

La construcción del Musafir paso a un segundo plano cuando las fechas del festival se acercaban, todo el equipo de voluntarios estuvo en función de hacer de este festival un éxito, más enfocado a la satisfacción de los asistentes que a recibir altas ganancias, razón por la cual la entrada fue gratis.

 

Paulo y Darío (Italia) preparan burrito tras burrito a toda velocidad, Misha y Dennis (los rusos creadores del festival) coordinan todos los detalles de las películas y el proyector, Rohini y Simon (India y Australia) venden las ¨tablas para cortar vegetales¨ y la venta de tiquetes para comida y bebida. Diego, Cleo, Paco (España e Italia) y yo nos encargamos de la venta de bebidas y la preparación de cócteles. Claramente nadie les informo que no era buena idea ponerme al frente de la logística del alcohol.

 

DSCF9070

Cocineros en acción

 

DSCF4137

Rohini y Simón trabajando arduamente?

 

DSCF9066

Misha, uno de los creadores del proyecto del festival de cine

 

DSCF9056

Mi compañero bartender trabajando al 100%

 

]DSCF4163

No me voy a beber todo el alcohol, no me voy a beber todo el alcohol….

 

Hacia la 1 de la mañana del Lunes y después de muy buena acogida el festival llega a su fin, el objetivo se ha logrado. Los últimos cinefilos vuelven a casa cansados pero sonrientes, parte de la decoración y equipos se recoge y el fatigado equipo del Musafir se toma la última merecida cerveza en medio de la noche. Mañana habrá mucho más por recoger, y la construcción del Musafir debe continuar. 

 

DSCF9096Una legión de niños hizo presencia hasta el final (así haya sido durmiendo)


Varios días después del festival de cine recibimos buenas noticias, la campaña de recaudación de fondos ha superado el límite mínimo para poder recibir las donaciones, con mas de 4000 dolares el Musafir tiene suficiente dinero para la compra de equipos, a eso se le suma la donación de uno de nuestros voluntarios, suficiente para comprar gran parte de los componentes eléctricos del barco, incluyendo 3 muy poderoso paneles solares.

 

12814343_786108168200494_2811320106037669887_n

12814708_786108174867160_1197808713759687122_n

Arriba: Los nuevos paneles solares, abajo: Paco, quien hizo posible la compra de estos con su donación.

 

Ademas de todo esto, ahora son 4 las personas que ahora se dedican a hacer tablas para cortar vegetales, la venta de mis tablas recogió tantos fondos en el festival de cine que ahora la ¨gerencia¨ del Musafir decidió poner muchas más personas a fabricarlas.

 

IMG_1695

Siguiendo mis torpes pasos 

 

A pesar de todo esto, ya sea para bien o para mal ya he tomado la decisión de partir del Musafir, llega un momento durante los viajes en que el impulso de seguirse moviendo es aún más fuerte del apego a un lugar, así sea un lugar tan excepcional como el Musafir.

 

Este impulso te obliga a continuar, a seguir explorando, a seguir en movimiento y conocer nuevos lugares, culturas y tradiciones, es la afición a viajar, la obsesión con seguir aprendiendo del mundo.

 

Sin embargo antes de irme me aguardaba una sorpresa, el equipo del Musafir rara vez se enfiesta pero irónicamente faltando dos días para mi partida, la fiesta en el hostal cercano se dio de improviso, varias horas duro la parranda que nadie había planeado.

 

IMG_1708

 

Después de eso y en medio de la borrachera generalizada, nada como descansar por ultima vez en la nueva cubierta del barco, cobijado por las estrellas.

 

IMG_1718

 

No se me podría haber ocurrido mejor forma de despedirme de mi nueva familia..

La fecha para zarpar se acerca cada vez más, el ritmo de construcción se acelera y ya se percibe la ansiedad del equipo de voluntarios, dentro de poco tiempo el Musafir empezará navegar y a recorrer el mundo.

Muy pronto nos reuniremos de nuevo en algún lugar del planeta…

 

Miguel Santamaría

Miguel Santamaría

Miguel es uno mas de tantos locos que renuncian a todo para viajar, la vida en el camino resulto mas atractiva que su trabajo como ingeniero de petróleos de vuelta en su natal Colombia. Ahora buscando nuevos destinos baratos y cautivantes, se encamino hacia el este de África, en donde espera estar algunos meses o años mas.