Primeras impresiones en Malawi, y la primera vez que he querido golpear a un Africano.

Han pasado casi 90 días desde la última vez que escribí en el blog, en parte por estar enfocado a otros proyectos y en parte por que de momento no soy viajero, no veo el camino de la misma forma que lo veía hace algunos meses, a pesar de haber explorado recientemente los países de Tanzania y Malawi.

 

He vivido una vida tranquila como local, y le he tenido ¨miedo¨ al blog por meses, porque sin ser viajero, que puedo aspirar aportar a aquellos que empiezan su jornada como mochileros, o a aquellos que quieren conocer este continente por cualquier razón, y esperan consejos enfocados a la perspectiva viajera?. Independiente de mi situación, este es un blog para compartir mis experiencias, mis recuerdos como uno de esos pocos latinos viviendo como expatriado en un lugar tan remoto, como es el pueblo de Kilifi, en la costa de Kenya?

 

Ya sabiendo que este relato puede ser inútil en la planificación de tu Safari en África, o tu escape del mundo 8 A.M. – 5 P.M. ,quiero compartir esta anécdota que no ha pasado de ser un borrador durante varias semanas, y que en algún momento tenia que ser finalmente publicada…..

 

LA PRIMERA VEZ QUE HE QUERIDO GOLPEAR A UN AFRICANO

 

Mantengo la mano estirada bloqueando el movimiento del Malauí mientras este me grita enfurecido en chichewa (idioma nacional de su país), obviamente no entiendo nada de lo que dice pero las venas tensionadas en la frente y los ojos entreabiertos comprueban no sólo su edad sino su grado de enojo. Yo solo lo miro a los ojos y trato de mantener la calma, a pesar de que me hierve la sangre con ganas de darle un puño… en ese momento no importa su edad, lo único que importa es como segundos antes agarro a la fuerza a mi novia y la empujo contra el bus entre gritos y frases aceleradas….

 


 

Han pasado tan solo dos días desde nuestra entrada a la república de Malawi, país conocido como ¨The warm heart of Africa¨ y famoso a nivel mundial por su lago, considerado como uno de los más bonitos del planeta.

 

malawi1f

y puede que tengan razón….

 

Pero el lago no es lo que único que nos ha llamado la atención, nos hemos encontrado con algunas diferencias en el contacto humano, con respecto a sus vecinos del norte.

Unos minutos después de cruzar la frontera y tomar nuestro primer matatu (minivan), empiezan a aparecer bloqueos policiales durante el camino. Aparentemente el contrabando es tan alto en la zona norte de Malawi, que se hace viable tener presencia policial por todo el camino – en algunos casos separados por tan solo unos centenares de metros.


bte_t2niaaae3is

uno de tantos bloqueos por el camino

 

Como es costumbre, me encuentro sentado en el puesto de adelante, en el este de África es muy normal que los conductores (por amabilidad) ofrezcan el ¨mejor¨ puesto a los clientes blancos.

Pero es así como los policías pueden ver al pasajero blanco, con algo de desconfianza y una fingida amabilidad, hacen algunas preguntas del origen y destino, mientras miran a los ojos esperando ver algún nerviosismo en la mirada o la voz del viajero. Muchas veces piden el pasaporte y tratan de generar más estrés en la situación, pero invariablemente lo devuelven unos instantes después, dan las gracias, y retiran el bloqueo para que la minivan pueda avanzar otra minúscula distancia, antes de llegar a otro bloqueo y repetir la secuencia.

 

Socialmente hablando, hay mas de una sorpresa, como la forma en que un conductor puede (de manera muy despreocupada) apagar el carro con 15 pasajeros dentro mientras va a tomarse una cerveza, sabiendo que nadie se va a quejar durante el tiempo que transcurra, pues los Malaui son demasiado tranquilos y pacientes para su propio bien.

 

También sorprende la forma en que los niños no solo se conforman con mirar al blanco que camina a su lado, sino que además lo siguen, asegurándose de mantener unos pocos pasos de distancia y un silencio curioso. Al voltear a ver y saludarlos no responden una sola palabra, pues no tienen claro porque están siguiendo al visitante, simplemente siguen un impulso de acercarse, sabiendo que puede ser un buen tiempo antes de que vean otro extranjero.

 

Los malauí sin embargo parecen más pacíficos que sus vecinos países del Norte, no gritan tanto como los Tanzanos que siempre parecen estar peleando, no acosan tanto como los Ugandeses, y no desconfían como los Kenianos.

 

Nuestro propósito, después de una noche de paso por el pueblo casi limítrofe de Karonga, es llegar a Blantyre (capital económica y la ciudad más grande de Malawi), y parar unas noches antes de empezar a subir de vuelta, recorriendo el país en un solo sentido.

Para esto es necesario hacer una escala en la ciudad de Mzuzu, desde donde se toma el bus hasta Blantyre… pero la estación de bus deja mucho que desear, es un área rectangular llena de buses y bordeada por tiendas casi sin abastecimientos, o en apariencia abandonadas, el lugar está simultáneamente descuidado y saturado.

 

12176423

mitad mercado y mitad estación de buses

 

En una de tantas oficinas oscuras y poco ventiladas encontramos a alguien atendiendo, rápidamente nos llevaron a ver el bus y dejamos las maletas dentro de este. Pero no estábamos muy convencidos con el aspecto incómodo y simple del bus, así que conseguimos uno mucho mejor y regresamos a recuperar las maletas y transferirlas.

 

Varias personas estaban a la entrada del bus conversando con el responsable de cobrar los pasajes, y tras bajar con las maletas fue uno de estos sujetos quien agarró y empujo a mi novia contra el bus, a pesar de no poder entender nada de lo que decía parecía muy claro que era por la decepción de que ya hubiéramos subido las maletas y haber cambiado de parecer después.

Siendo la primera vez que había visto a un Africano tratar públicamente a una mujer de esa forma, imposible negar mi sorpresa inicial. Mientras yo estiraba la mano evitando que se le volviera a acercar, trate de mantener la paciencia y contener las ganas de devolverle el trato, pues no tenía idea de que posición iban a tomar todos los locales que se encontraban cerca.

Se quedarían inmóviles o se meterían a formar una pelea mucho más grande?, y en ese caso, apoyarían al mzungu (persona blanca) que trata de proteger a su novia o al local que probablemente ya conocen?

 

No entiendo muy bien como, pero me logre contener a pesar de que él siguió gritando por un rato. Cuando por fin paró me retire aun sintiendo el cosquilleo en la punta de los dedos y el pulso acelerado pidiendo justicia. Mientras me alejaba pude ver la misma cara de enojo en las demás personas de su grupo, seguramente de haberle devuelto el trato todos se me hubieran ido encima, su (estúpida) lógica parece decir que que no tengo derecho a cambiar un bus en mal estado sin recibir castigo.

 

Durante varios minutos evitamos pasar por ese lugar para evitar más inconvenientes, y a pesar de mi insistencia de hablar con la policía  – la cual suele apoyar a los viajeros blancos – y conseguir algo de venganza, Jackie me insiste en dejar tranquilo el asunto. Tuvieron que pasar varias de las 12 horas que viajamos en ese bus para que se me pasara la frustración. Sin importar que tenga la ciudad de Mzuzu para ofrecer, para mí permanece como el lugar donde alguien aún merece un puño en la cara.

 

Miguel Santamaría

Miguel Santamaría

Miguel es uno mas de tantos locos que renuncian a todo para viajar, la vida en el camino resulto mas atractiva que su trabajo como ingeniero de petróleos de vuelta en su natal Colombia. Ahora buscando nuevos destinos baratos y cautivantes, se encamino hacia el este de África, en donde espera estar algunos meses o años mas.

  • Gabriel Upegui

    Sigo pensando que puedes ser de gran ayuda para mis logros en África y como te comente en días pasado, parece que no te gusta ayudar mucho.

  • Miguel Santamaria

    Hola Gabriel, hace unas semanas envié un correo a las personas que me habían escrito respecto al tema de voluntariado. Disculpa si se me paso tu correo, en el momento no me encuentro en África pero si te puedo ayudar al respecto porfavor envíame un mensaje y retomamos el tema!

    Saludos