Mini guia: Montaña Longonot – Kenya

Longonot es un volcán inactivo, la única montaña en sus alrededores, en temporada puede ser totalmente árida, pero hacia mitad de año está dominada por la vegetación. Se alza en medio de una planicie y a la distancia se pueden adivinar las dimensiones de su cumbre, que se extiende casi horizontalmente por varios kilómetros. Aun si no fuese un parque nacional, seguramente causaría suficiente curiosidad en quienes la ven como para querer coronar su cima. 

 

img-20160623-wa0011.jpg

La llanura alrededor de Longonot

 

En el anillo del volcán se recorre un camino que no supera los 4 metros de ancho, y que bordea el cráter. A la derecha una llanura verde se extiende indefinidamente, sólo interrumpida por el lago Naivasha, y a la izquierda la masiva caldera de Longonot, que tiene un área de 8 por 12 kilómetros.

 

El recorrido toma en teoría 4-5 horas, y es uno de los lugares recomendados no solo para los residentes de Nairobi (a una hora de distancia), sino también para turistas internacionales.

 

 

Cómo llegar?

En nuestro caso llegamos desde la ciudad de Nakuru, 2 horas al noroeste de Nairobi. En medio de ambas ciudades se encuentra Naivasha, un pueblo donde es posible encontrar hospedaje barato, restaurantes y supermercados, este es una parada común para quienes se dirigen al lago Naivasha o a Longonot.

 

Screenshot 2016-06-24 at 14.17.25

Ubicación del volcán  

 

Desde aquí, se puede tomar un matatu (minibus) hacia el pueblo cercano de Longonot, con unos 20/30 minutos de recorrido. Este es muy pequeño y limitado, por lo cual no hay muchos taxis, la recomendación es tomar un piki (mototaxi) hasta la entrada del parque nacional Longonot. El costo del mototaxi es de 100 chelines y el recorrido es de 15 minutos aproximadamente. Una vez llegar al parque es recomendable anotar el número del mototaxi para el regreso, pues no hay taxis estacionados allí.

 

La entrada del parque tiene varias tiendas donde se pueden comprar algunas bebidas y snacks, también tiene un sencillo restaurante local, zona de camping y baños públicos. Adicional a esto, el mismo parque tiene una pequeña tienda, un buen recurso en caso de llegar temprano para empezar a caminar, pues puede que las tiendas en la entrada están cerradas (este fue nuestro caso, al llegar a las 8:30 A.M.)

 

Una vez dentro del parque no hay vendedores de ningún tipo, por lo que es recomendable traer comida desde Naivasha o comprarla a la entrada.

 

Precios en Longonot:

 

Como todos los parques nacionales de Kenia, la diferencia de precio para locales y extranjeros es gigante, en este caso (a Mayo 2016)  el precio para locales es de 350 shillings y para no residentes es del 3000 shillings (unos 30 dolares).

 

No es un precio injusto, sin embargo. Dado que es una caminata que se hace en un solo día y que está relativamente cerca de una carretera muy concurrida, la logística es fácil y no es necesario dormir en el parque, muchos lo consideran una buena forma de prepararse para una escalada del Kilimanjaro o simplemente para escapar de la acelerada capital temporalmente.

 

El ascenso a la montaña.

 

Es recomendable llegar algo temprano (el parque abre a las 8 de la mañana) para escapar un poco del sol de medio día, durante la mayor parte del trayecto será difícil encontrar buena sombra para descansar. En la fecha de nuestra visita tuvimos buena suerte, el sol no fue muy intenso y el viento de la montaña no vino cargado de polvo gracias a la buena temporada.

 IMG_2433

A punto de empezar a caminar

 

Menos de un kilómetro después de la entrada el camino deja de ser plano, y una cima que pareciera estar a horas de camino se convierte en un objetivo alcanzable en menos de una hora. Solo han pasado minutos desde el inicio de la caminata, y el visitante ya se encuentra con una serie de peldaños que parecen interminables, la inclinación es casi injusta, sabiendo que el cuerpo apenas empieza a entrar en calor y que faltan horas de camino.

 

Algunos minutos después se llega el primer punto de descanso, donde multitud de locales se encuentran tomando una pausa al momento de nuestra llegada, uno de ellos nos explica que están ahí para construir barreras con alambres metálicos y cientos de rocas, las cuales tienen que subir desde la entrada del parque, o para poner sacos llenos de arena por el recorrido. El propósito de estas barreras es proteger los caminos durante las inundaciones que se acercan.

 

Trabajan durante varias horas al día subiendo y bajando aquellas escaleras que tanto intimidan al visitante, con el factor agregado de cargar sacos llenos de piedras desde la base de la montaña. El pago por esto? Ninguno, todos hacen parte de N.Y.S (national youth services), una entidad de Kenia que recluta jóvenes para trabajar en proyectos como estos, entrenándolos para un futuro en las fuerza armadas.

 

IMG_2435

Locales llevando sacos de arena a la cima del volcán

 

Unos veinte minutos después de ese primer descanso se corona el anillo del volcán, y no es el sencillo aviso o la caseta de descanso lo que lo confirma. La vista desde esta posición celebra la llegada, es la inmensidad del cráter, donde una planicie se extiende por kilómetros, de punta a punta dominada por la vegetación que desde arriba le da la apariencia de un entapetado natural.

 

IMG_2444 IMG_2483Cráter del Longonot

 

El estar en medio del volcán y rodeada por sus paredes le da una apariencia de reserva, como si se tratara de un hábitat protegido. Uno que puede tomar varias horas para ser cruzado de punta a punta por los caminantes.

 

Pero el verdadero logro no está en llegar al anillo, sino en recorrerlo por completo, se recomienda caminar en sentido opuesto a las manecillas del reloj para hacer más fácil la jornada, pues las inclinaciones son menores. Por el camino es muy posible encontrarse familias de simios que se dispersan asustados a ver a los visitantes, en cuestión de segundos se pierden en medio de la vegetación.

 

El punto más alto, cubierto casi totalmente por la neblina, se ve cada vez más cercano mientras recorremos la distancia que nos separa. Es la parte más difícil del camino, la diferencia de altura respecto al anillo es bastante considerable. A las 12:01, casi cronometrados llegamos a la cima, una superficie pequeña con un sencillo aviso que confirma la altura alcanzada, en este momento las nubes y neblina que nos han protegido del sol se vuelven una carga, pues cubren por completo la vista hacia el valle y hacia el cráter.

 

IMG_2502

Punto mas alto de la montaña 

 

En unos minutos empiezan a llegar más caminantes y la apretada área se llena de estadounidenses que no paran de hablar y comer, el silencio que habíamos disfrutado durante unos minutos desaparece casi como una alarma avisando que es hora de seguirDesde este punto el camino continúa con menos variaciones de altura, aunque sigue siendo de apenas algunos metros de ancho, la vista y la tranquilidad del lugar son suficientes para seguir disfrutando del recorrido. 3 o 4 horas después de alcanzar la cima se llega de vuelta al punto de entrada al anillo, a partir de allí la distancia hasta la entrada puede ser recorrida en 30 minutos o menos. 

 

IMG_2477

Caminando alrededor del anillo

 

Saliendo de Longonot 

Como mencione inicialmente, el pueblo de Longonot es pequeño y con poco transporte. Desde la carretera es posible esperar un matatu hacia el pueblo de Mai Mahiu (lindo nombre no?), o tomar un mototaxi de vuelta a Naivasha. Desde cualquiera de los dos puntos debería ser fácil encontrar transporte hacia Nakuru o Nairobi.

 

Para asegurarse de no pasar un mal rato:

  • Trata de anotar el numero del mototaxi en caso de necesitar uno al regreso.
  • Según la temporada, el llevar cosas como gafas de sol, tapabocas (para el polvo), y gorra puede ser especialmente importante.
  • Si llegas temprano, busca llevar comida y bebidas, especialmente agua para las largas horas caminando.
  • Trata de contar con unas 6-7 horas para no tener que estar de apuros a tu salida.

 

IMG_2463

 

No dudes en dejar un comentario si tienes alguna duda!

Miguel Santamaría

Miguel Santamaría

Miguel es uno mas de tantos locos que renuncian a todo para viajar, la vida en el camino resulto mas atractiva que su trabajo como ingeniero de petróleos de vuelta en su natal Colombia. Ahora buscando nuevos destinos baratos y cautivantes, se encamino hacia el este de África, en donde espera estar algunos meses o años mas.